Abrir un jamón en casa puede ser una tarea complicada, pero en este post te explicaremos como empezar tu propio jamón en casa. Este artículo te guiará meticulosamente en cada paso para que, al final, puedas empezar un jamón con destreza y confianza.

¿Cómo Colocar el Jamón en el Jamonero?

La base de un buen corte comienza con su correcta colocación en el jamonero. Este paso es fundamental para asegurar la estabilidad del jamón durante el corte y para facilitar la accesibilidad a las diferentes partes del jamón que irás descubriendo poco a poco. Inicia encontrando un lugar adecuado y nivelado donde colocarás el jamonero. Asegúrate de que la superficie sea sólida y no resbale.

Al posicionarlo correctamente en el jamonero, debes decidir por qué parte comenzarás el corte: si por la maza (la parte más ancha) o la babilla (la parte más estrecha). Nuestra recomendación, es empezar siempre por la babilla (pezuña hacia abajo), es la parte más curada de la pieza y así se consume a favor de la curación. La pata debe quedar bien sujeta, con la pezuña hacia arriba si empiezas por la maza, o hacia abajo si empiezas por la babilla. Asegura el jamón en el soporte apretando las sujeciones firmemente para evitar cualquier movimiento, lo cual es crucial para obtener cortes precisos y seguros.

¿Por Qué Parte Empezar el Jamón?

La elección de por dónde empezar el jamón es una decisión de gusto personal pero también de práctica. Si planeas consumir el jamón rápidamente y tienes varios comensales, comenzar por la maza puede ser una opción, ya que es donde se encuentra la mayor cantidad de carne. La textura aquí es también más jugosa y tierna. Por otro lado, si el consumo va a ser más esporádico, es recomendable empezar por la babilla, ya que es una parte más pequeña, mas curada y conviene consumirla antes.

¿Cómo Empezar a Hacer el Primer Corte?

El primer corte es el que sienta las bases para su correcta consumición. Debe ser un corte limpio y seguro, que se realiza después de haber retirado la corteza y la grasa exterior que no se va a consumir en las primeras sesiones. Es crucial mantener el cuchillo con un ángulo de aproximadamente 30 grados con respecto a la superficie del jamón, y siempre cortar lejos de ti para evitar accidentes.

Comienza el corte con un movimiento suave y controlado, sin aplicar demasiada presión. La hoja del cuchillo debe deslizarse a través del jamón, y las lonchas deben ser finas y de un tamaño manejable, aproximadamente de unos un milímetro de grosor. Recuerda que las primeras lonchas serán más de corteza y grasa, que puedes reservar para cubrir el jamón después y ayudar a mantener su frescura.

Dominar el arte de empezar un jamón en casa lleva tiempo y práctica, pero con estos pasos detallados estarás en el camino correcto para disfrutar de uno de los mayores placeres culinarios de España. Recuerda que cada jamón es una pieza única, y al tratarlo con el respeto y la técnica que merece, te recompensará con momentos de deleite incomparable.

Si quieres ser todo un experto en el corte mantenimiento del jamón prueba nuestros cursos de expertos cortadores. Más información aqui.